Reto 10K maratón: La terrible sensación de saltarse un entrenamiento

Lo confieso. Llevo tres días como runner y me he saltado un entrenamiento. Pero es que las agujetas hacen mella y también toda clase de dolores propios de empezar a hacer deporte. Y claro, hay días en los que cuesta cambiarse e ir a entrenar porque te duele el cuerpo entero. Cuesta, y mucho.

Pero sucumbir al cansancio y al agotamiento y quedarse en el sofá es un arma de doble filo que termina provocando un cargo de conciencia superior al que me imaginaba. Curioso.

Así que, tras esta primera mala experiencia, decidí cambiar el chip la próxima vez que sintiera la llamada de mi sofá.  Y es que hacer el esfuerzo de ir a entrenar y no saltarse un entrenamiento aún en los días en que te sientes cansado, merece la pena. Y lo digo por experiencia. Porque este mismo lunes fue así y lo que hice fue cambiarme y subir al Parque Grande tan rápido como pude. Sin tiempo para pensar si me lanzaba o no a la piscina (o de mirar si había agua o no) me lancé directamente.

En este caso he de decir me acompañaban las ganas de “resarcirme” tras no haber entrenado el último día. Y pese a saber que era probable que sufriera ya con los 20 minutos de calentamiento, (y así fue) también sabía que el resultado final merecería la pena. Porque cuando comienzas a meter en tu cuerpo el “gusanillo del running” necesitas seguir corriendo. Y cuidao, que yo era la primera que desconfiaba ante una afirmación así. Pero no. Sucede. Necesitas correr. Y lo necesitas porque tienes un objetivo que cumplir, algo que demostrarte a ti mismo, y cada zancada es un pequeño paso que te acerca a él.

Hoy tengo tres veces más agujetas que la semana pasada por el parón de saltarme un entrenamiento. Pero también tengo tres veces más ganas de seguir corriendo. No voy a parar. Y no me detendrá nada ni nadie. Quedan dos meses para el 19 de abril y allí estaré. 

Keep on running!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.