Ashishwangh Limki: “Disfruto de Zaragoza corriendo”

DSCN0072

RETRATO DEL CORREDOR POPULAR

Ashishwangh Limki esta a punto de cumplir uno de los mayores retos de su vida. La corredora nacida en Bombay hace 43 años disputa el Maratón de Zaragoza el próximo 28 de septiembre. La atleta popular sigue los consejos de Ghandi. “La fuerza no proviene de la capacidad fisica, sino de la voluntad indomable. Cuando tengo dudas es la frase que repito para llegar hasta la meta”, explica la ultrafondista. La clave del éxito está clara. “Es duro entrenarme con las lesiones. Pero todo está en la mente. La clave es tener la cabeza muy fuerte e intento repetirme muchas veces las palabras de Ghandi”, afirma.

No piensa en una marca determinada para acabar su primer maratón. “Eso sería pretencioso. Es mi primer maratón y hay que tener respeto a la distancia. Mi objetivo no es hacer una marca, sino disfrutar de la carrera y llegar a la meta. Debo tener respeto a la distancia. No es un 10K o un medio maratón”. Lleva tan solo dos años corriendo, los mismos que lleva viviendo en Zaragoza, pero desde entonces ya ha realizado unas 15 carreras populares. Tiene tres niños y comenzó a hacer deporte practicando la natación tras su tercer embarazo. ”Empecé a correr el año pasado y mi primera prueba fueron los 10K del maratón de Zaragoza. Después hice la Carrera de la Mujer, la San Silvestre, los 10K del Roscón…”, enumera la atleta hindú.

Le entró el gusanillo de la carrera a pie porque “quería disfrutar del sol y del viento en invierno y esa era mi manera de divertirme en Zaragoza”. Hace 25 años que enseña la literatura y la lengua francesa y su acento es mucho más francés que hindú. Lleva viviendo en el pais vecino desde los 17 años y además, su esposo es un galo llamado Cristian. “En el colegio aprendí alemán y para mí es más difícil aprender el español. Pero ahora no trabajo y disfruto de la ciudad corriendo”, apunta.

Realiza los entrenamientos presenciales con Running Zaragoza los martes y los jueves en el Parque José Antonio Labordeta. “El fin de semana suelo correr con la familia, con compañeros y durante la semana siempre sola”. Le encanta rodar por el desierto. “Vivo entre Montecanal y Valdespartera y me gusta correr por el desierto de Arco Sur, donde tengo sol y aire, mucho aire”. Comenzó a rodar con los cascos escuchando música. “Pero quiero correr el maratón sin escuchar música, aunque sea una distancia muy larga para mi. No quiero minimizar mis percepciones y mis emociones. Mi sueño es correr los 42 kilómetros sin música para sentir todo, el sufrimiento, las gotas de sudor y lo que es la carrera de maratón”, dice esta filosofa de las carreras.

.

.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.